Albi, 'la ciudad roja'

Kamperen op kleine gezinscamping in zuid-Frankrijk
    Para los habitantes y los turistas hay mercados: el mercado cubierto está abierto todos los días. Los lunes por la mañana cerrado. Además:
  • Place Sainte Cécile
    el sábado por la mañana
  • Place Fernand Pelloutier
    martes- y el sábado por la mañana
  • Mercado De Pulgas Halle de Castelviel
    sábado por la mañana

Ciudad de arte con una catedral, casco antiguo y la Toulouse-Lautrec

Albi se encuentra en el Departamento del Tarn, en la región Midi-Pyrénées. Albi se encuentra geográficamente en la frontera del Macizo Central y la llanura del río Tarn. Albi es conocido como “La Ciudad Roja”, por la construcción de sus casas con piedras rojas.
La iglesia de Saint-Salvi con su convento es el monumento más antiguo de la ciudad. Comenzó su construcción antes de las cruzadas contra los cátaros en estilo Románico y posteriormente se completó en estilo gótico.

En los siglos XI y XII hubo mucho luchó por los nobles caudillos que alrededor y dentro de la ciudad combatieron sobre el dominio de la región. La imponente Catedral y el Palacio de la Berbie a su lado son edificios impresionantes. Fue el poderoso obispo Bernard de Castanet que dio encarga a construir el edificio del Palacio en 1260. Veinte años más tarde dio el visto bueno para la construcción de la catedral. Ambos se construyen para subrayar el poder de los obispos.

Después de las guerras religiosas era obvio que los Cátaros no-católicos perdieron de los ejércitos papales definitivamente . Por lo tanto hay en Albi una catedral con una doble función: Castillo y Iglesia, así que nadie nunca más dudaría el poder del Papa.

La iglesia se encuentra con su espalda hacia la ciudad y ofrece vistas al río Tam. La entrada no está al frente, pero aparte, en un ala que por el estilo refinado es diferente al resto de la fortaleza de ladrillo sólido. Unos conocidos pintores y escultores han usado sus talentos para embellecer el Interior. Totalmente en la tradición del estilo típico del sudoeste de Francia, el gótico meridional, el coro de la iglesia forma una unidad con su interior. La línea de pensamiento que controlaba la arquitectura y el material robusto no permitió una forma lúdica en el exterior de la catedral. El interior de la iglesia, sin embargo, es totalmente diferente. Ahí está la iglesia casi en cualquier lugar cubierto con frescos del siglo XV , que ya claramente exhiben rasgos renacentistas.

    Monumentos:
  • Cathedraal Sainte Cécile - construida entre los siglos XIII y XVI; el Palio y el coro forman el punto culminante de la escultura gótica
  • Palais de la Berbie - con hermosos jardines y vistas sobre el río Tarn
  • Museum Toulouse Lautrec - junto a la Catedral, en el Palacio de la Berbie, hay un museo con obras de Toulouse-Lautrec.
  • Maison du Vieil Alby - uno de los más antiguos edificios con entramado de madera en el centro histórico de Albi
  • Golf d’Albi Lasbordes (Chateau de Lasbordes) - mayor campo de golf de 18 hoyos en el Tarn con 6.160 m ( Par 72 )
  • Golf de Florentin - 18 hoyos (Par 71), en el corazón de los viñedos de Gaillac
gezinscamping in zuid Frankrijk met zwembad

Junto a la Catedral, en el Palacio de la Berbie, hay un museo con obras de Toulouse-Lautrec. Este pintor nació en 1864 en Albi. Entretanto la calle donde nació fue nombrada por él. El pintor Toulouse-Lautrec cogió su inspiración de la vida nocturna parisina y el alcohol. Los escenas escandalosas de esta epoca del Moulin Rouge, en el que bailarines y mujeres deshonestas fueran protaganistas, están recogidos en el Museo. Si sus protagonista fueron igualmente fascinadas por los talentos artísticos del Toulouse-Lautrec que los admiradores modernos, es algo que no se sabe. El cantante Yvette Guilbert grabó su crítica en un retrato: "tu pequeño monstruo, me has hecho una mujer muy fea." Por una enfermedad del músculo sus piernas fueran muy cortas, entonces era muy bajo. A pesar de su discapacidad, vivío una agitada vida nocturna y murió cuando solo tenía 37 años.

En un gran número de restaurantes de Albi hay platos locales y vinos en el menú de la ciudad vecina Gaillac- Los amantes de platos más internacionales también pueden venir en Albi. El Camerunés, Marrueco o Túnez tiene su lugar fijo en el casco antiguo. También se encuentra pizzas sencillas.

Albi ya estaba ´moderna´en la época romana, pero entonces como una parada donde a orillas del Tarn. La construcción de un puente sobre el río, a mediados del siglo XI, reforzó el papel importante de Albi como un lugar comercial para vino, ropa, pastel y metal. El puente, ahora Pont Vieux, ha resistido la prueba del tiempo y todavía se utiliza para cruzar el río. Apoyado por el Pont Neuf y un puente ferrocarril. En el nuevo distrito de La Madeleine, al otro lado del rio, no hay mucho que hacer aparte del museo de la Lapérölgse y la hermosa vista al casco antiguo. Desde el punto de vista se aclara el nombre de "la ciudad roja": todos los antiguos edificios, incluyendo la Catedral y el Palacio, están hechos de ladrillos rojos para que el río entregaba materia en abundancia.

No te olvides de dar un paseo por el casco antiguo de Albi, donde la luz del día parece cubrir las casas típicas con sus ladrillos en colores ocres cálidos y en la hora de la atardecer aparece un fondo en rojo sangre, el porque Albi debe su apodo de "el pueblo rojo". En el centro histórico de Albi cada casa de significación lleva una placa en que - en tres idiomas- se describe la historia de la propiedad.
A los pies de la Catedral hay un barrio que todavía a veces se puede pasar por alto. Hasta el siglo XVIII fue una comunidad independiente. Desde entonces, las calles alrededor de la Rue du Castelviel, la plaza encantadora y el callejón sin salida Rue du Paradis están dibujados en el mapa de la gran ciudad. Los habitantes de la aldea Castelviel no les importa, porque no es ninguna vergüenza decirlo, que se vive en Albi.